¿Quién es el dueño del mundo?

ECONOMIA
5 marzo - 24 mayo | Sala 5   

Curador invitado: Willy Kautz



           “Todas las relaciones estancadas, enmohecidas con su cortejo de creencias y de ideas veneradas durante siglos quedan rotas, las nuevas se hacen añejas antes de haber podido cosificarse, todo lo sólido se desvanece en el aire, todo lo sagrado se profana y los hombres al fin se ven forzados a considerar en frío sus condiciones de existencia y sus relaciones recíprocas”. (Karl Marx, Manifiesto del partido comunista, 1848)

 

Esta exposición se remonta a la crisis económica de 1929 para referirse a la sobreproducción y la acumulación de riquezas como una suerte de “efecto rebote”. El dominio del mundo medido en términos de crecimiento económico se regula en función del aumento del producto interno bruto (PIB). No obstante, en los momentos de crisis, este indicador se revela antes que racional y mesurado, irracional y desbordado. La muestra gira en torno a un caso concreto, la crisis cafetalera que azotó en esa época a Brasil; su gobierno se vio obligado a quemar y destruir el excedente de producción de café, su principal mercancía de exportación, para evitar la sobreoferta y la consecuente pérdida de valor en el mercado internacional. A partir del montaje de fragmentos de imágenes fílmicas, fotografías y pinturas, así como plantas y ladrillos de café, este ensayo visual tiene como centro la interrelación entre la actividad humana y el medio ambiente.

El actual debate ecológico sobre el decrecimiento* tiende a contrarrestar al llamado desarrollo económico de la producción y los servicios remunerados para reevaluar la posibilidad de una sociedad con menos horas laborales, menor impacto ambiental y mejor calidad de vida. Sin embargo, antes que afiliarse a los imperativos éticos del ecologismo contemporáneo, la muestra propone reflexionar sobre la configuración de un imaginario del decrecimiento. A partir de la estética de la inmaterialidad y la reducción, así como las nociones de gasto excedente y el desgaste irreversible de la energía llamado entropía; este ensayo poético utiliza al café como materia, forma y tema para referirse a la formación y desvanecimiento de los sólidos.

La animación aquí proyectada –realizada ex profeso para la muestra como el resto de las obras- tiene como punto de partida la película titulada Panza vacía ¿O quién es el dueño del mundo? (Alemania, 1932) La cinta dirigida por Slatan Dudow con guión de Bertolt Brecht fue filmada en plena depresión económica. Simultáneamente a una de sus escenas más reconocidas -recuadro derecho- cuyo tema es la quema del café en Brasil; la animación incluye -recuadro izquierdo-una selección de pinturas de Cândido Portinari (1903-1962) artista ítalo-brasileño quien en la década de 1930 retrató las plantaciones de café de Sao Paulo. El imaginario idealizado que crea este artista inmigrante proponía glorificar a la clase trabajadora. En sus pinturas, cercanas al realismo que cobijó al arte oficial de la desaparecida Unión Soviética, vemos paisajes en el que no aparece la crisis del café sino la representación del campesino como un referente moral. En este mismo recuadro la animación incorpora el famoso tríptico monocromático del artista soviético, Alexander Rodchenko (1891-1956). Con su obra titulada, Rojo puro, azul puro y amarillo puro (1921) este artista reparaba en el fin de la tradición burguesa de la pintura de caballete. Realizada con los tres colores primarios, la obra citada es un claro intento por acercar el arte a los valores de la clase obrera. Así, de manera intermitente, la película antes mencionada y las obras pictóricas de ambos artistas convergen en esta animación para contraponer distintos lenguajes artísticos como el realismo, la estética industrial y la abstracción constructivista. Con esta conjunción de referencias, la exposición propone una serie de contrapuntos estéticos, que si bien se formularon desde la izquierda, también se utilizaron para crear el imaginario del desarrollo, el productivismo y las prácticas de consumo que definen al mercantilismo neoliberal. Ejemplo de ello es el tríptico hecho de cápsulas de café Nespreso ubicado al inicio de la muestra. La medida de cada monocromo (24.5 x 21 cm) corresponde a las dimensiones del emblemático tríptico de Rodchenko.

Por su parte, los collages entremezclan las referencias plásticas ya señaladas con diversos documentos históricos relativos a la quema de café en Brasil. Estas composiciones bidimensionales se vinculan con ladrillos hechos de café ya utilizado que fue recolectado, en su mayor parte, en distintas franquicias de la cadena Starbucks. Dicha empresa corporativa ejemplifica al crecimiento desarrollista que sofoca a los pequeños negocios locales, al tiempo que se encumbra con la imagen falaz del desarrollo sustentable y la responsabilidad social.  Los tabiques han sido desplegados en la sala de exhibición de forma similar a las esculturas minimalistas del artista estadounidense, Carl Andre. Sin embargo, en lugar de las referencias industriales que solemos asociar a la escultura minimal, encontramos el paisaje tropicalista intrincado con los procesos de consumo y reciclaje. Por último, a modo de instalación, se presentan plantas de café sembradas en cubetas de colores primarios. Al marchitarse, las plantas de café y la fragilidad de los tabiques de ese mismo producto, ejemplifican un proceso de pérdida irreversible en el desvanecimiento de la energía. Según la teoría de la entropía, la energía mecánica utilizada por la industria se transforma en calor; esta energía calórica, una vez disipada, requiere de un nuevo aporte creando un círculo vicioso que degrada, de manera irremediable, al medio ambiente. 



*El decrecimiento es una corriente de pensamiento político, económico y social favorable a la disminución regular controlada de la producción económica con el objetivo de establecer una nueva relación de equilibrio entre el ser humano y la naturaleza, pero también entre los propios seres humanos.

  

Actividades paralelas
CICLO DE CINE

Panza vacía o ¿Quién es el dueño del mundo?
Dir. Slatan Dudow, Alemania, 1932, 68 min. Clasificación B
Domingo 15 marzo, 17:00 h

 

Oro negro
Dir. Nick y Mark Francis Reino Unido, 2006, 78 min. Clasificación B
Domingo 22 marzo, 17:00 h

 

La chica de la fábrica de cerillas
Dir. Aki Kaurismäki, Finlandia, 1990, 69 min. Clasificación B
Sábado 28 marzo, 17:00 h

 

Las uvas de la ira
Dir. John Ford, EUA, 1940, 129 min. Clasificación B
Domingo 29 marzo, 17:00 h