Espacio sonoro Casa del Lago

PORTADA ESPACIO SONORO 1
Junio 
 

Este espacio se plantea como un lugar de reflexión sobre el paisaje sonoro, la oposición entre el sonido de la naturaleza y el producido por el hombre, el ruido como valor estético, la composición sonora espacial y sus relaciones con el medio ambiente.

Dotado de una instalación de bocinas para intemperie de alta fidelidad y un sistema multicanal que permite la espacialización del sonido, este espacio sonoro permite ampliar y profundizar la experiencia artística a través del sentido de la escucha.

Paseando entre los árboles se podrán apreciar obras de arte sonoro especialmente producidas para este espacio, así como piezas previamente diseñadas y que se ajustan a las particularidades técnicas del sistema de sonido aquí instalado.

Por sus características, el espacio sonoro se crea en sintonía con la Ecología Acústica , disciplina planteada en la década de 1970, que promueve la reflexión sobre el ambiente sonoro que nos rodea, estudiando la manera en que el ser humano interactúa con el medio ambiente a través del sonido y cómo el sonido del medio afecta en él.

El diseño sonoro de los espacios públicos es una forma de restablecer los equilibrios entre el ruido que se emite y el habitante que los escucha, transformando no sólo la sonoridad emitida, sino los comportamientos auditivos.

Casa del Lago promueve la escucha y la contemplación auditiva, a la vez que muestra el trabajo de artistas sonoros de México y el mundo.


F. Tito Rivas
Programador. Agosto 2014

 

Pieza del mes de junio 2017

Carole Chargueron • 2016
Cerro del Bramador
Domingo 4, 13:30

Paisaje sonoro ficticio que propone un paseo en el desierto más árido del planeta: el de Atacama, Chile. El canto de la gaviota andina al lado de flamingos rosados, un carrito oxidado en una mina de cobre abandonada, los motores de las antenas de ALMA a 5000 metros, una quena en Pukara de Quitor, piedritas aventadas en una apacheta al atardecer, el flujo de unos riachuelos en los que beben unos guanacos, el viento moviendo plantas secas, el canto de la duna del Cerro del Bramador, son algunos de los coloridos sonidos que componen el paisaje sonoro del desierto de Atacama, Chile y de los que se nutre esta pieza compuesta por Carole Chargueron.

Horario de activación
Miércoles a viernes: 13:00 a 14:00 h y 16:30 a 17:30 h
Sábados: 11:00 a 12:00 h, 15:00 a 15:30 h y 17:00 a 17:30 h
Domingos: 13:30 a 14:30 h y 16:00 a 17:30 h